Partitura

Partitura
Óleo sobre lienzo. 40x100cm


La acción puesta al servicio de la Causa Mayor, vibrando en armonía con el universo.


Amada Alma, despierta de tu largo sueño y recuerda quién eres.
Manifiéstate, hazte una con el entorno, no escondas más tu esplendor.
Mente racional, sumérgete en las cuerdas divinas, para vibrar al unísono con el Creador.
Amamos tu belleza, no comentas el error de replegar tus fuerzas.
Tienes la magia para cambiar tu vida y hacer de ella algo puro y sagrado.
Recuerda el origen de tu divino templo. Recuerda una vez más quién es Dios.
No te escondas en los vaivenes del pasado. Despliega todo tu ritmo y tu color.

Comentarios

Cecilia Ribenc ha dicho que…
Este cuadro es la representación abstracta de la energía emitida por las tres letras madres del alfabeto hebreo (mem, aleph y shin). En el árbol de la vida, ellas componen los senderos que relacionan directamente y en equilibrio, la columna del rigor y la de la misericordia. Es por eso que traen a nuestra vida vibraciones armónicas y equilibradas para nuestra ascención espiritual.
Los colores utilizados remiten a una acción (rojo) dirigida desde la sabiduría (amarillo) y la espiritualidad (blanco).
Es un cuadro que tanto a mí como a su dueña nos trasmite mucha tranquilidad.
Me encantaría saber qué sensaciones les trae al resto del público...